Un gerente es quien está a cargo de la gestión (manejo o administración) de una empresa, o de alguna de sus áreas. No es un concepto para nada nuevo, ya que hay referencias o evidencias acerca del arte y ciencia de administrar desde el intercambio comercial que tenían por ejemplo los Sumerios; tal vez una de las primeras referencias sistemáticas a la administración se encuentra en “El arte de la guerra”, de Sun Tzu (el afamado estratega militar).

La verdad es que en antiguamente, antes del desarrollo de las grandes civilizaciones, por un asunto de escala, no fue necesario llevar el concepto de la administración muy lejos, pero luego de la revolución industrial se hizo una necesidad, con la producción a gran escala y todo lo que ello implica. Ya por 1776 Adam Smith, considerado pionero en la teoría económica, ya habla de la necesidad de un empleado o administrador principal, lo que vendría a ser la figura de lo que conocemos hoy como gerente.

El cargo o función evolucionó a lo largo de la historia; en un comienzo no se concebía la opción de que alguien aparte del dueño de una empresa cumpliera esta función, pero hoy en día una de las marcas en la profesionalización de una empresa consiste en la administración por parte de un tercero, con la formación adecuada (hay excepciones claro, pero lo usual es que el gerente general sea un profesional contratado).

El resultado es que hoy se diferencia entre el dueño o capitalista en una empresa, y quienes están encargados de su administración; el primero suele tener la figura de director, en contraste con el papel del administrador o gerente.

De manera muy genérica, su función es la de liderar, organizar y planificar para lograr los objetivos de la empresa, manejando de la manera más eficiente posible los recursos y elementos disponibles.

Cuando hablamos de un gerente, nos solemos referir al gerente general de una empresa, o sea el cargo administrativo de más alto nivel en relación con la administración de los recursos y la coordinación con el resto de las entidades, pero como te comenté existe el cargo también para las diferentes áreas relevantes, como la gerencia de finanzas, de TI (tecnologías de la información), de recursos humanos, operaciones, etc.)

Las áreas en donde resulta necesario tener a la cabeza un gerente, dependerá de cada industria.

También puede ocurrir, como se ha criticado de ocasión en ocasión en medios especializados, donde la estructura organizacional se sobrecargue de gerentes, haciendo algo ambigua la importancia y alcance de este cargo (por ejemplo cuando cada departamento o subdepartamento en vez de tener un jefe de área o su equivalente, tiene a uno o varios gerentes), diluyendo también sus funciones y autoridad, así como las responsabilidades (en toda organización, el gerente es responsable del área que maneja).

La regulación en el ámbito de las empresas respecto a los alcances y responsabilidades de los cargos gerenciales también es de suma importancia, no sólo para las empresas, sino que también para toda la sociedad. Un ejemplo del mal uso del poder a este nivel es el de las prácticas fraudulentas o abusivas, ya sea respecto a los recursos de la empresa, los empleados, o incluso los accionistas; de manera más concreta, la forma en que cargos gerenciales estuvieron involucrados en la reciente crisis subprime, crisis de deuda, bonos basura, etc…